Nuevos vientos

No sé si será mi deseo o es una realidad el hecho de que algo parece estar cambiando a nivel de calle. Los ciudadanos estamos empezando a estar hartos de los políticos que dirigen nuestras vidas. En todas partes oigo conversaciones en este sentido y mucha gente ya dice en voz alta que piensa abstenerse en las próximas elecciones al Parlamento Europeo. La crisis, aparte de hacer crecer la distancia entre ricos y pobres, ha hecho que mucha gente haya empezado a abrir los ojos, a no creerse todo lo que le cuentan, a practicar la sana costumbre de ser escépticos, e incluso la figura de “nuestra” familia real, en otro tiempo elevada casi a la categoría de santos, se ve ahora tremendamente cuestionada. Creo que lo que actualmente llamamos democracia está gravemente enferma, que se ha quedado anticuada,que se nos ha roto de tanto usarla mal. La hemos puesto mucho tiempo en manos de quien la ha venido utilizando solo en su propio beneficio y en el de los suyos, y lo peor, es que estos a quien hemos dado este poder, no son mas que los mismos de siempre. Si te remontas a nuestra historia, no necesariamente más reciente, te das cuenta de que siempre son las mismas familias las que están en el poder, en algunos casos podríamos remontarnos hasta varios siglos atrás y veríamos cómo estas familias están ya ahí.

image

Se nos llena la boca de decir la palabra democracia, y todos sabemos su significado, por eso creo que ha llegado el momento de que, nosotros, el pueblo empecemos a tomar ese poder que la palabra democracia nos concede. Sinceramente creo que estamos viviendo un momento histórico, y que no podemos desaprovecharlo por nuestro bien y el de nuestros hijos. Tenemos que empezar a tomar el poder haciendo nosotros política, tienen que acabarse los tiempos en que depositamos una vez cada cuatro años la papeleta en la urna y nos desentendemos hasta las siguientes elecciones. Tenemos que empezar a salir a la calle, a los barrios, a los pueblos, a las ciudades, tenemos que organizarnos, exigir, manifestarnos, recordarles a los políticos, que trabajan para nosotros, que el poder es nuestro, que los niños y niñas que viven por debajo del umbral de la pobreza son hijos de todos nosotros, y las familias que son desahuciadas son nuestras familias. Tenemos que empezar a utilizar las herramientas que el siglo XXI ha puesto en nuestras manos, ya que las nuevas tecnologías pueden ser un arma muy poderosa para que el pueblo tome el control de la democracia. Tenemos que hacer todo esto, y quizás así, algún día nuestros políticos entiendan realmente que es la democracia, porque creo que a la mayoría de ellos, es un término que les suena a griego.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s