Oro,incienso,mirra y cartuchos de nueve milímetros

Hoy durante mi jornada laboral, cuando estaba vaciando una papelera, me he encontrado un juguete roto. Al principio no le he prestado mucha atención, luego me he imaginado a mi hijo de cuatro años jugando con él y me ha parecido una imagen terrorífica. El juguete era un rifle semiautomático con mira telescópica. Esta imagen me hizo hacerme muchas preguntas:
¿Como puede ser que en pleno siglo XXI se sigan vendiendo este tipo de juguetes? ¿para que sirve que los maestros de nuestros hijos les enseñen a contar sus cosas en asamblea, y a solucionar sus problemas hablando, si luego Los Reyes Magos les traen un rifle semiautomático? ¿Que objetivo pedagógico tienen estos juguetes?, la respuesta a esta última pregunta me da miedo, mucho miedo.
Debemos de vivir en una sociedad bastante enferma para que estos objetos sean regalados a nuestros hijos con absoluta naturalidad y debemos estar bastante ciegos para no ver lo que hay detrás de ellos.
Creo que lo mejor podrían hacer nuestros hijos es entregar sus armas… Por lo que les pudiera pasar en el futuro…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s