Debajo de nuestros pies

Soy padre de un niño de cuatro años y de una niña que está a punto de nacer, quizás sea esto lo que me hace pensar en el futuro más veces de lo que antes solía hacer. Cuando pienso en el futuro de mi hijo y de mi hija lo hago con optimismo, no quiero que el pesimismo de la  crisis se filtre también en mis pensamientos (aunque me da la sensación de que poco a poco lo están consiguiendo) y aunque como digo, intento ser optimista hay una cosa que me da mucho miedo, y esa cosa son los políticos que tenemos en este país. He oído decir que los pueblos tienen los políticos que se merecen. ¿Será esto así? ¿Nos merecemos tener estos políticos? Me pongo a pensar en como somos a nivel de calle y me doy cuenta de que no somos tan distintos de nuestros políticos. A la mayoría no nos importa que nuestra empresa nos pague en dinero negro las horas extras que hacemos, y que no deberíamos hacer, no solo porque en algunos casos son ilegales, sino que además es un sinsentido habiendo tanta gente en paro. A pocos nos importa que el fontanero no nos haga factura para así ahorrarnos el IVA e incluso le reímos la gracia a gente que defrauda a Hacienda sin pararnos a pensar que a quien realmente están defraudando es a la gente más necesitada e incluso a nosotros mismos. Por eso creo que es tan importante la gente que intenta cambiar las cosas a nivel de barrio, creo que es por ahí por donde debemos empezar a cambiar a nuestros políticos, si queremos cambiar el mundo hay que empezar por debajo de nuestros pies.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s